Islas Bahamas, las islas del eterno verano

Islas BahamasAtraídos por la belleza de sus playas, ponemos rumbo a las Bahamas, islas repletas de arrecifes coralinos, paraíso para los buceadores y, como dijo George Washington cuando la visitó, «las islas del junio perpetuo».

Lo cierto es que el sol brilla casi todos los días del año y el calor aprieta aunque el día amanezca nublado, algo bastante habitual debido a la siempre presente humedad del ambiente. Las temperaturas medias rondan los 29 grados centígrados en verano y los 22 grados centígrados en pleno invierno.

Las Bahamas están marcadas por varios países: España, ya que fue una de sus colonias hasta el siglo XVIII; Inglaterra, cuya dominación duraría hasta 1973; y finalmente la huella estadounidense y la más presente en la actualidad.

Teniendo en cuenta esto último y que su costa está muy próxima a la de Florida, es normal que la forma de vida se asemeje más a la estadounidense que a la europea. Hasta la moneda, el dólar bahameño, se cambia con la misma paridad que el dólar americano.

Los indios, los primeros habitantes de estas islas también dejaron su rastro, por ejemplo en la religión. Oficialmente predominan los protestantes, pero la religión popular del país se llama Obeah, creencia que se apoya en los rituales del vudú haitiano y en la santería cubana.

Paraíso Único en la Tierra

Cuando uno se halla en búsqueda de un paraíso desierto, es normal que piense en las Bahamas, ya que de sus 700 islas sólo 40 están habitadas. Una de las más bonitas es Nueva Providencia, en la que se encuentra Nassau, famosa por sus hermosas playas y su vegetación tropical llena de color. Aquí, además de bañarte y tomar el sol, puedes optar por hacer otras actividades, como visitar algunos de los puntos de gran atractivo natural de la ciudad, el Fort Charlotte o los edificios coloniales de herencia española.

Tras visitar Nassau, puedes alojarte en un buen hotel con playa privada y con actividades acuáticas para disfrutar de uno de los mayores tesoros de las Bahamas: el mar. La riqueza del mar que baña las Bahamas es tan grande que incluso hay hoteles específicos para submarinistas. Tienes ejemplos de ello en la isla de Andros, la más grande de todas las Bahamas, pero no te imagines unas dimensiones enormes, se trata de un archipiélago de unos 160 kilómetros de longitud atravesado por varios canales estrechos y larguísimos intercomunicados entre sí.

En sus aguas habita el bonefish, también llamado macabi. Un pez de color plateado, azul y verde, de características casi perfectas. Lo curioso de este pez es que al saberse atrapado en un anzuelo realiza una carrera de escape de gran potencia, de hecho muchas veces logra escapar. Cuando se logra la difícil hazaña de capturar el pez, se debe izar con cuidado, sacar limpiamente el anzuelo, tomar una foto para un recuerdo inolvidable y devolverle al mar para permitir que se reproduzca satisfactoriamente y así, brinde nuevas emociones a otros pescadores.

Tras la aventura con el bonefish, muchos pescadores vuelven a su hotel a disfrutar del sol, el mar y la tranquilidad.

En resumen, las islas Bahamas son un destino a tener en cuenta por todos los amigos de la buena vida en cualquier época del año.

Imagen: YT

Escribe un Comentario

Esta web utiliza cookies y publicidad, puedes ver aquí la    Política de cookies